Techado de Concreto: Techos con Tejas

La utilización del techo es una práctica antigua que se remonta a los primeros años de la historia de la humanidad; su función era la de proteger a sus habitantes de las inclemencias climáticas. Desde el momento de su invento, su desarrollo no ha parado y se su uso se ha diversificado de acuerdo a varias necesidades climatológicas. Muchas veces observamos patrones de construcción en zonas específicas: en algunas vemos que el techo es inclinado por las lluvias; en otros vemos que el material para el techado es de metal, asfalto, yeso, madera, etc. Uno de los materiales más resistentes es el concreto, capaz de resistir fuertes tormentas, aunque no tan extremas como las que podría resistir un techo hecho totalmente de concreto.

Techado de Concreto: Techos con Tejas

Techado Asfaltico: Techos con Tejas de Fibra de Vidrio y Asfalto

Las cubiertas han existido desde que el hombre tuvo la necesidad de protegerse de las lluvias, el viento, la nieve, el excesivo calor, etc., por lo que su uso ha sido uno de los inventos más prácticos para el hombre. La elección de sus formas y materiales, a diferencia de otros elementos decorativos, depende de su funcionalidad o que tan bien responde a los fenómenos climáticos. Existen dos tipos de modalidades de tejados: los planos y los inclinados. Los planos están asociados con la arquitectura moderna y su uso se ha extendido a zonas frías en donde gracias a la cubierta plana, la nieve se acumula creando una capa aisladora del frío. Por otro lado, las cubiertas inclinadas son las más comunes y se usan mayormente en países en donde las lluvias son abundantes y el calor extremo. Es en estos climas en donde el uso de un material muy resistente se hace necesario: el tejado asfáltico.

Techado Asfaltico: Techos con Tejas de Fibra de Vidrio y Asfalto

Techado con Tecnopor: Techos Ligeros de Poliestireno Expandido

Techado con Tecnopor: Techos Ligeros de Poliestireno ExpandidoEl poliestireno expandido (EPS) también conocido como tecnopor es un material plástico espumado, un polímero en forma de perlas esféricas, derivado del poliestireno, el cual sirve para construir techos en base a planchas y ladrillos gracias a su carácter ligero y a sus propiedades de aislamiento acústico y térmico así como a su impermeabilidad, resistencia mecánica a las tensiones y resistencia al envejecimiento.

El tecnopor es muy solicitado para la creación de techos aligerados gracias a la ausencia casi total de peso comparado con los materiales tradicionales.

El tecnopor se utiliza en algunos techos pues al ser impermeable evita las grietas naturales que se forman en el concreto, la humedad y las goteras a causa de las lluvias.

El tecnopor también es más barato que los ladrillos convencionales, por lo cual resulta muy tentador.

Techos Acusticos: Techos Absorbentes de la Acustica

Los techos acústicos son aquellos que en primera instancia intentan poder otorgar una experiencia de audición de lo más óptima en la habitación, haciendo además que el sonido generado en esta misma no llegue a incomodar en otros ambientes vecinos. Pero aparte de ello también podría darse el caso de poder gustar de su presencia en cualquier habitación por algunas cuantas razones extra, pudiendo ir estas mismas desde lo óptimo que resulta el poder contar una imagen ordenada hasta lo totalmente higiénicos que pueden llegar a resultar. Ahora toca poder apreciar algunos cuantos de los más importantes aspectos por los que llegan a resaltar los techos acústicos.

Techos Acusticos: Techos Absorbentes de la Acustica