Comprar un terreno no es tan fácil como hacer lo mismo con una prenda de ropa o cualquier objeto, requiere de una mayor concentración de nuestra parte debido a diversos aspectos que si es que no tenemos una buena visión de negocio podrían terminar costándonos muy caro. Es ésta la razón por la que pensamos brindarte una pequeña guía de ayuda sobre los pasos a tener en cuenta para tener la compra exitosa que en nuestra vida desearíamos. Toda la información que buscamos se encuentra en los siguientes párrafos, donde encontrarás cada aspecto a detalle.

Lo primero a tener en cuenta es la ubicación, es decir qué tan práctico resulta para nuestra vida según la cercanía hacia los lugares a los que constantemente tenemos que llegar como podrían ser centros de trabajo, estudios, hogares de otros familiares, etcétera. De nada nos serviría tener un terreno donde construir nuestro hogar si es que queda lejos de todo lo que necesitamos, a la larga nos daremos cuenta del problema por más económico o bello sea el lugar donde este se ubique.

Una vez solucionado lo anterior también deberíamos darle una chequeada a los costos, otro de los mayores problemas ya que por más que nos guste un terreno puede que su cotización termine siendo demasiado costosa por metro cuadrado. Esta clase de cotización como bien sabemos tiene relación con parte de la ciudad de la que estemos hablando, lógicamente las partes más céntricas, bellas y/o turísticas mantendrán los precios más altos en el tema. Si bien no se puede llegar a ellas lo mejor es buscar una alternativa media que satisfaga nuestra búsqueda.

También tengamos en cuenta las limitaciones que suelen poner los municipios locales en el área que abarcan, teniendo reglas específicas sobre las construcciones. Por ejemplo suele haber limitaciones en algunos casos sobre los pisos a tener cada edificación, densidad de esta misma, etcétera, todo es cuestión de realizar la búsqueda previa de esa información ya que pone en completo riesgo la finalidad por la que seguramente buscamos hacernos del terreno.

Una vez ya listos de todo lo anterior como medida preventiva intentemos averiguar cual es el costo por metro cuadrado de diversas casas o terrenos vecinos al que vaya a ser nuestro, esto sirve para saber si es que estamos a punto de pagar un precio justo o tal vez sobredimensionado. En caso de tener esto solucionado, felicitaciones, estás ante tu terreno favorecedor.