Durante la época de invierno, el ambiente de la casa se reseca, el aire seco puede provocar una serie de molestias respiratorias y llevar a contraer resfriados. Para ello existen los humificadores, los cuales sirven para aumentar la humedad del ambiente de una habitación, convirtiendo el agua en vapor.