El proceso evolutivo humano, industrial y tecnológico nos ha permitido crear un ambiente de comodidad ante las exigencias de la naturaleza. A logar del tiempo pocos inventos han sido tan importantes y han tenido tanta trascendencia como como la lámpara incandescente. En este post conoceremos más acerca de este singular invento que hoy está presente en millones de hogares.

Lámparas Incandescentes: Características, Funcionamiento e Historia

La lámpara de incandescencia o lámpara incandescente consiste en un dispositivo que emite luz a través del calentamiento por efecto Joule por medio de un filamento metálico, específicamente wolframio, hasta ponerlo al rojo blanco, por medio del paso de corriente eléctrica. En la actualidad ya ha pasado a ser parte de la historia y se considera poco eficiente pues el 85% de la electricidad que produce es calor, mientras que el 15 % es luz.

El flamante inventor de la lámpara incandescente es Joseph Wilson Swan quien recibió la patente británica para este dispositivo en 1878, un año antes que Thomas Edison. La historia nos dice que Swan comunicó el éxito a la Sociedad Química de Newcastle demostrando que esta funcionaba en febrero de 1879.

Lámparas Incandescentes: Características, Funcionamiento e Historia

Al comienzo de ese año el uso de las bombillas se comenzó a masificar en los hogares de Inglaterra. Para 1881, Swan creo la compañía The Swan Electric Light Company y comenzó la producción comercial. Hoy en día la bombilla es considerada uno de los eventos más utilizados por el hombre desde la creación hasta la fecha.

De acuerdo con la revista Life es la segunda invención más útil del siglo XIX. La comercialización de la bombilla por parte la compañía de Edinson generó una serie de disputas por las patentes con sus competidores.

Un dato curioso es el que encontramos en el parque de bomberos de Livermore (California) donde está ubicada una bombilla incandescente que lleva prendida desde 1901 y que a la fecha tiene una vida útil de 989880 horas.