¿Cómo Hacer un Caleidoscopio Casero para Niños?

Un caleidoscopio es un antiguo instrumento de ilusión óptica. ¿Quién no ha jugado con un caleidoscopio cuando era pequeño(a)? Ahora es el turno de que nuestros hijos también disfruten de esta mágica experiencia llena de luces, colores y formas generadas a partir de la reflexión de la luz. Es por ello que en esta ocasión Blogicasa.com te enseñará cómo hacer fácilmente un caleidoscopio paso a paso con materiales caseros. Sigue las instrucciones nuestro tutorial de cómo construir un caleidoscopio casero para niños. ¡Anímate!, ¡no es difícil!

¿Cómo Hacer un Caleidoscopio Casero para Niños?

Materiales

• 1 círculo de cartón del mismo diámetro del tubo con una perforación en el centro de 1 centímetro
• 1 Tubo de cartón de 20 centímetros de longitud x 5 centímetros de diámetro.
• 3 círculos de acetato transparente del mismo diámetro del tubo
• 3 espejos rectangulares de aproximadamente 18 centímetros x 3 centímetros. Puedes obtenerlos también de CDs viejos que no uses
• Cinta adhesiva
• Cuentas de plástico de colores o abalorios de colores
• Papeles decorativos o de colores
• Pegamento o silicona

Tutorial Paso a Paso

El primer paso es unir los 3 espejos con las caras hacia el centro para formar un prisma triangular. Para ello los pegamos con cinta adhesiva, teniendo mucho cuidado de no rebasar las caras.

Seguidamente introducimos el prisma en el tubo de cartón. Envolvemos el prisma con papel para ajustarlo bien, dejarlo fijo y que no se mueva dentro del tubo. Debemos ubicar la base del prisma y revisar que coincida con la base del tubo.

Ahora introducimos uno de los círculos de acetato en el interior del tubo del lado opuesto a la base y lo pegamos. Adherimos a las paredes pegamento, justo por encima del prisma.

Sobre la tapa del acetato transparente, colocamos las piedras o cuentas de colores. Deben ser suficientes para cubrir toda la superficie, pero no tantas que se obstaculicen unas con otras y no puedan moverse, ni dejar pasar la luz.

Es hora de pegar el otro círculo de acetato transparente al borde del tubo de cartón para sellar la salida y evitar que las cuentas o piedras se escapen.

El siguiente paso es pegar el tercer círculo de acetato en el lado opuesto del tubo de cartón. Adherimos con pegamento en las paredes.

Seguidamente pegamos el círculo con la con la perforación en el centro, al borde del tubo de cartón, por encima del círculo de acetato transparente que acabamos de colocar.

Finalmente forramos el tubo de cartón por fuera con papeles decorativos o de colores y ya tenemos listo nuestro caleidoscopio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.