Inicio Consejos / Tips Colores Complementarios: Definición y Ejemplos para Niños

Colores Complementarios: Definición y Ejemplos para Niños [Actualizado]

Los colores complementarios son aquellos colores del espectro visible y no espectrales que se encuentran en lugares opuestos dentro del círculo cromático. Los colores complementarios se forman mezclando un color primario con el secundario opuesto en el triángulo del color; es decir, el complementario de un color primario siempre será un color secundario, y a la inversa.

Colores Complementarios: Definición y Ejemplos

Según la teoría del color, dos colores son denominados complementarios si, al ser mezclados en una proporción dada el resultado de la mezcla es un color neutral (gris, blanco, o negro).

Color complementario es aquel que produce el mayor contraste de tono con respecto a otro color.

Colores Complementarios: Definición y Ejemplos para Niños [Actualizado]

Su manejo es indispensable para lograr magníficos contrastes, hermosos matices y oscurecer los tonos de manera apropiada. Sirven para resaltar áreas de interés y llamado de atención por la generación de contraste. El uso de los colores complementarios uno al lado del otro, generan armonía, vibración, drama, y movimiento pues se intensifican entre sí. No obstante para que no se cree una sensación caótica y desagradable a la vista, uno de los dos colores debe predominar sobre el otro o bien ocupando un área mayor o reduciendo la saturación o luminosidad del otro color.

Colores Complementarios: Definición y Ejemplos

Los principales colores complementarios son:

• Amarillo – Violeta
• Azul – Naranja
• Rojo – Verde

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.