El Epipremnum aureum, comúnmente conocido como “potus”, “pothos” o “potos” es una especie de la familia Araceae nativa del Sudeste Asiático y Nueva Guinea. Es una de las plantas de interiores favoritas por la gente debido a su hermosa apariencia y sus características de planta colgante o trepadora. Además ayuda a purificar el aire del hogar y atrae la fortuna. ¿Te animas a tener una?

Características de la Planta Potus

Características

Se trata de una planta bastante resistente y capaz de desarrollarse con facilidad, tanto en exterior como en interior. Es ideal para decorar terrazas y balcones, en macetas colgantes.

Alcanza unos 20 metros de alto y sus tallos son de hasta 4 centímetros de diámetro. Sus hojas son grandes, tiene forma de corazón y son de color verde intenso.

Cuidados

Al tener hojas grandes, suele acumular polvo, por lo que es recomendable limpiar las hojas con un trapo húmedo.

Se debe mantener la planta húmeda, mantenerla con agua y rociarla con spray.

Si notamos que las hojas se empiezan a poner amarillas, es recomendable trasladarlas a un lugar a donde no le caiga tanto sol. Si por el contrario, el color se torna muy oscuro, la planta está recibiendo demasiada humedad y calor insuficiente.

Características de la Planta Potus

Si la planta crece hacia los costados y se quiebra, lo que debemos hacer es tomar un alambre y atar algunos tallos para que ayude a su estabilidad y crecimiento.

Propiedades y Beneficios

El potus logra quitar todos aquellos agentes que hacen daño como el formaldehído, químico que se encuentra en las maderas de los muebles. Tambiién libera al aire del benceno y del monóxido de carbono.

Además ayuda a eliminar malos olores, por lo que es perfecta para ambientes como la cocina o baños.

Advertencia

El potus en ningún caso debe ingerirse porque resulta tóxico. Basta con colocarla en el hogar para disfrutar de sus propiedades.