La arquitectura verde también conocida como arquitectura sostenible, arquitectura verde, eco-arquitectura o arquitectura ambientalmente consciente es una tendencia de diseño y construcción sustentable, sensible con el entorno que crea sincronía con el ambiente circundante.

Arquitectura Verde: Características y Ejemplos

La arquitectura verde tiene como objetivo integrar naturaleza y ciudad, optimizando recursos naturales y sistemas de la edificación de modo que se ahorre energía y se minimice el impacto ambiental de los edificios, cumpliendo con los requisitos de confort, salubridad, iluminación y habitabilidad de cualquier edificación.

Una de las principales metas de la arquitectura sustentable es la eficiencia energética, y para ello se proponen maneras de generación de propia energía como por ejemplo la calefacción solar, al calentamiento solar de agua, la generación eléctrica solar, la acumulación freática, la calefacción geotérmica o los generadores eólicos. Para ello se hacen uso de paneles solares, colectores solares, células fotovoltaicas, presencia de muchas ventanas.

Otra característica de la arquitectura verde es el uso de materiales de construcción ideales para el asilamiento térmico como el hormigón, la piedra, el adobe y el cemento.

También debemos señalar que este tipo de construcciones cuentan con sistemas de tratamiento de aguas grises y separadores de basura que ayudan a reducir al mínimo la producción de desechos.

Además se hace uso de materiales reciclados o de segunda mano para edificar los inmuebles.