Toda cerradura residencial viene siendo diseñada en diversos modelos de acuerdo al acabado que deseemos instalar en nuestra puerta. Hoy aprenderemos a elegir el modelo ideal que vaya de acorde con tu estilo de vida, todo esto tomando como base el nivel de seguridad que desees y que ofrece cada una de ellas.

Tipos de Cerraduras

Encabezando esta lista se encuentran las cerraduras de entrada con llave, estas cerraduras suelen ser las más usadas para toda casa, pues son las más convencionales. Llevan un bloqueo al interior con un ojo en la cerradura exterior.

A continuación te presentamos las cerraduras especiales para privacidad, éstas suelen colocarse especialmente en las puertas de baño o el dormitorio. Están fabricadas con un bloqueo interior que posee una pequeña cerradura hacia el exterior. La puerta de privacidad solo puede ser desbloqueada cuando se inserta una herramienta especial en el agujero.

También existen las cerraduras monocilíndricas; y como su nombre lo dice solo presentan un cilindro para brindar seguridad adicional especialmente a una puerta exterior. Llevan un ojo de cerradura en el exterior.

Tipos de Cerraduras

Otra opción es la cerradura de doble cilindro; ya que es bien sabido que al momento de salir de casa, de viaje o alguna reunión deseamos irnos tranquilos y pensando que el hogar queda seguro. Estas cerraduras son ideales para brindar mayor seguridad en puertas de exterior. Es importante la llave que bloquea o desbloquea el cerrojo tanto para el interior como para el exterior.

Existen cerraduras como el conjunto de manijas están dotadas de un cilindro individual o doble junto a un pestillo, éste último no está diseñado para bloquear, ya que es controlado por un pomo de la puerta o por una palanca. Dicha cerradura se convierte en el único medio de seguridad para la puerta.

Y cerramos este post con las cerraduras pomos de pasaje; que si bien no bloquean, son perfectas para colocarse en las puertas de los armarios.

¿Necesitas más información?