Techado con Calamina: Techos con Metal Corrugado

Los techos de calamina son techos prefabricados de láminas de metal corrugado, resistentes, livianos y durables.

Los techos de calamina pueden ser instalado sin ningún problema por ti mismo(a). Lo primero que debes hacer es medir la superficie total del techo para calcular cuántas láminas de metal necesitas.

Techado con Calamina: Techos con Metal Corrugado

El siguiente paso es colocar la calamina directamente sobre el revestimiento de madera que cubre el techo y superponer las hojas de manera horizontal y en dirección ascendente.

Luego debes fijar las láminas de calamina con clavos galvanizados. Se recomienda el uso de unos 30 clavos por hoja. Debes atornillas las tablas de 1 pulgada en los travesaños de la estructura de madera.

Para evitar la penetración de agua, lo mejor es sellar con silicona los bordes laterales, crestas y aleros de las planchas de calamina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *