Es bien sabido que las construcciones modernas se sirven de diversos elementos que componen el ambiente estético de una habitación. En la actualidad muchos techos son acondicionados con plafones; un material cada vez más común en estos días. Por ello aprenderemos más acerca de qué es un plafón y los tipos de plafones existen en el mercado.

¿Qué son los Plafones y para qué sirven?

Para comenzar tenemos que saber que un plafón es una cubierta que se instala debajo de cualquier techo convencional y que sobresale más allá del borde de la pared.

Los plafones nos brindan una apariencia limpia y uniforme en todo el techo, pero sus beneficios no solo son estéticos. Los plafones protegen las partes de las vigas del techo que se expanden hacia afuera de la casa y se ven expuesto a elementos nocivos.

Los paneles que se emplean para colocar plafones son de un material de metal o vinilo. Existen plafones de plataforma ventiladas, los cuales dejan pasar el aire y ayudan a enfriar el ambiente. Los plafones representan un costo módico y se pueden adquirir en diferentes colores.

¿Qué son los Plafones y para qué sirven?

Los modelos de plafones más conocidos son los de madera exterior que son muy decorativos con la construcción de la lengua en la ranura o un panel de revestimiento de madera plano y cortado de acuerdo a la medida de la abertura.

También existen los plafones de aluminio que son instalados con revestimiento de metal de aluminio. Éstos vienen premedidos en piezas estándar que van desde 16 a 24 pulgadas. Mientras que los plafones de vinilo son un material flexible y versátil, pues es fácil de cortar, ajustar e instalar. A diferencias de otra clase de plafones, el plafón de vinilo no necesita pintura ni mantenimiento de limpieza ocasional. También son los que cuentan con más durabilidad y una larga vida material.

¿Necesitas más información?