No solo las cortinas pueden cubrir a nuestras habitaciones de la luz solar, existen otros métodos para poder lograr este cometido, siendo uno de los más comunes al respecto el caso de las persianas, las cuales destacan gracias al hecho de resultar mucho más resistentes y en algunos más ligeros que la tela. Las persianas se pueden encontrar en diversos materiales como pueden ser el plástico, aluminio e inclusive de madera, sirviendo esto también para poder brindar una imagen mucho más profesional y estilizada sin tanto volumen como suele ser el caso de las cortinas, algo a tener en cuenta para ambientes laborales ya que tampoco suelen ocupar amplio espacio. Vale indicar que las persianas suelen venir en múltiples colores, también siendo opciones encantadoras para habitaciones comunes.

Persianas: Cortinas Resistentes y Practicas

Las persianas suelen abrirse y cerrarse de una manera vertical, yendo siempre hacia arriba en su movimiento de apertura, pasando así de enrollarse a expandirse gracias a un mecanismo que se suele accionar jalando una soga o bien de forma automática. Aparte notemos que las cortinas suelen ser graduables en algunos casos, las cuales se pueden inclinar para poder ajustar la cantidad de luz que uno desea que llegue a la habitación, algo útil para nuestras exigencias del momento. Practicidad ante todo.

¿Necesitas más información?