La decoración en base a ladrillos de una pared no debe ser vista como poco agradable, ya que con un buen trabajo de acabado se puede lograr crear un ambiente casual, algo rústico y he inclusive cálido gracias al color rojizo que comúnmente llegan a poseer estos mismos. Lo más común al respecto es poder ver paredes donde los ladrillos son posicionados de forma lateral, creando así un patrón gráfico que seguramente todos hemos podido apreciar alguna vez en nuestra vida en la ciudad. Pero aparte de esto mismo también hay otras alternativas que nos serán de sumo interés.

Paredes de Ladrillos: Acabados Casuales, Rusticos y Calidos

Por ejemplo, los romanos han sido muy cuidadosos en la preparación de muros, siendo de este modo que a lo largo de su época republicana e imperial se pudo apreciar estilos tales como el opus espicatum u opus recticulatum. En el primero de los casos se posiciona los ladrillos como si se trataran de ramas de trigo, es decir en diagonal viendo para lados contrarios y siguiendo el patrón hasta la parte más alta. En cambio, en el opus recticulatum se aprovecha una de las partes que hoy en día menos caso se le da al ladrillo, es decir los cuadrados de los lados laterales, los cuales son utilizados para ponerlos frontalmente como si fueran rombos.

¿Necesitas más información?