Criar plantas es la ocasión ideal para desarrollar consciencia ecológica y practicar el reciclaje en los materiales que vayamos a usar, como los maceteros.

Maceteros Reciclados: Ideas para Hacer Macetas

¿Qué materiales podemos emplear como maceteros y macetas? Pues clásicas son ya las botellas de plástico que alguna vez contuvieron gaseosa, y las latas de conserva, las jabas y carretillas de madera, los galones de agua y aceite, como también las tazas, ollas y cacerolas caídas en desuso. Lo importante es que en cada elemento que se transforme el drenaje se asegure con 3 o 4 agujeros, que pueden ser hechos con taladro si el recipiente es de metal, y con clavos y un martillo si es de plástico. Las jabas de madera van a necesitar algún revestimiento asfáltico para que no se pudran con el riego.

Una llanta es bastante útil como soporte para, junto a unos carrizos, elevar una enredadera, y las plantas rastreras lucen bastante bien puestas en teteras. Las pequeñas latas de atún contendrán bastante bien una planta romero o hinojo si le colocamos un borde de ganchos de madera atenazados a su contorno.

Para generar cierto sentido de diseño lo propio sería agrupar las macetas por tamaño, forma, color y alineación, y dándole a cada macetero algún retoque decorativo con stencils y calcomanías.

Maceteros Reciclados: Ideas para Hacer Macetas

Para un toque mágico, en una bombilla de luz podemos ingresar tierra, césped del más compacto y un par de piedrecillas blancas. Si el procedimiento resulta demasiado complicado, igual los focos quemados pueden ser llenados hasta la mitad con agua y quedar convertidos en delicados floreros, para luego colgarlos con alambre en cualquier ambiente iluminado de la casa. Tal vez no haya forma más sencilla de lograr cierto toque personal en el macetero reciclado que usando el calzado ya desechado de la familia. Botas, tacones, calzado deportivo, se verán muy bien albergando flores y plantas.

Maceteros Reciclados: Ideas para Hacer Macetas
Incluso un automóvil puede abandonar su nocivo papel de productor de dióxido de carbono al dejar las calles y ponerse al servicio de las plantas como un inmenso macetero.

Una vez conseguida cualquiera de estas formas, es sólo cuestión de que el tiempo, el agua y la luz del sol hagan su trabajo.

¿Necesitas más información?