Las lámparas solares resultan artículos muy convenientes al momento de querer iluminar el jardín. Las luces de energía solar son sencillas de instalar, pues no necesitan cableado y requieren poco mantenimiento. Este mecanismo funciona gracias a una célula fotovoltaica (PV). Cargar una lámpara solar toma todo el día, cuando llega la noche un sensor dentro del aparto enciente las luces que se sirven de la energía de la batería. Pero para que esto suceda debemos saber ubicar las lámparas en un buen lugar donde les dé la luz durante el día.

Lámparas Solares: Luces de Energía Solar

Tomemos en cuenta dónde queremos colocar las luces, pues debemos ubicarlas en sitos estratégicos donde los rayos de sol caigan directamente, de lo contrario la batería no cargará. Descarta totalmente la idea de ponerlas bajo arbustos. Recuerda que las luces suelen operar entre 8 y 10 horas en temporada de verano, naturalmente en primavera, otoño o invierno el tiempo se acorta considerablemente.

En la actualidad las lámparas solares modernas están fabricadas con diodos emisores de luz LED como fuente principal de luz y las baterías son hechas de níquel-cadmio.

Lámparas Solares: Luces de Energía Solar

Ahora determina qué tipo de accesorio deseas. Las lámparas solares se encuentran disponibles dentro de un rango de diseño que incluye también luces para el patio (que se colocan a lo largo del patio o sendero), también existen luces colgantes que se montan encima de una cerca o se suspenden en un cable; y por último diversas lámparas decorativas poco comunes (pagoda, estatuas).

Si ya elegimos bien el sitio para la carga de la batería, para finalizar decidiremos el material que queremos para nuestras lámparas solares. Las opciones varían en metales como cobre brillante, acero inoxidable, negro mate y porcelana. Escoge el estilo que más vaya contigo y el diseño que mejor combine con tu jardín, patio o terraza.

¿Necesitas más información?