El reciclaje se ha vuelto una constante actividad desde hace muchas décadas, pero nunca tanto como en esta última donde se ha tomado más consciencia de los problemas ambientales que azotan al planeta y que podrían ocasionar desequilibrios mayores en un futuro. Por esta razón no se desperdicia nada dentro del hogar, tanto así que se pueden reconstruir e incluso reusar ciertos elementos que tenemos desusados para darle una segunda vida y utilidad. Este post nos dice como obtener camas recicladas para descansar tranquilos de haber hecho algo a favor de nuestro planeta.

Ideas de Camas Recicladas: Construye tu Propia Cama

La cama que reciclaremos hoy es para descanso en exteriores, siempre y cuando se cuente con el espacio adecuado para relajare. Puede servirnos para tomar el sol o para pasar una buena tarde lectura. En vez de estar gastando dinero en una cama de descanso podemos construir una propia con materiales reciclados como cajones de plástico que se usan para la leche u otras bebidas. Éstas pueden hacer de bases para la cama de descanso. El estilo modular con el que haremos la cama nos facilitará el desplegarla al final de la temporada para guardarla en el sótano.

Comenzaremos colocando los cajones de plástico en el piso de modo que la parte inferior quede hacia arriba dentro de tu espacio de trabajo. Ahora presionamos los cajones de lado alado en 3 hileras de 5 hasta formar una configuración rectangular.

Ideas de Camas Recicladas: Construye tu Propia Cama

A continuación enroscamos un ligamento de alambre desde cada esquina y en cada cajón donde se junta con un cajón de lado. Jalamos de los ligamentos hasta que éstos estén ajustados y conserven los cajones bien firmes. Luego seguimos con el proceso hasta conectar todos los cajones desde las esquinas con los ligamentos de alambre.

Por último vamos a cubrir la superficie de los cajones de plástico con viejos almohadones reciclados de antiguos muebles de exteriores. Dejamos los almohadones sobre la cama de modo que pueda moverse cuando sea necesario y listo. A darnos una buena siesta para reponer el esfuerzo.

¿Necesitas más información?