Cambian y mejorar las fundas de los sillones para darle un mejor aspecto o una segunda vida no tiene que ser un trabajo que represente tanto gasto, incluso podemos hacerlo nosotros mismos y es lo que aprenderemos en este post. Pon mucha atención, si bien es algo sencillo debemos tener al menos algunos conocimientos básicos de costura sabiendo manipular una máquina de coser.

Fundas para Sillones: Forros para Sofás

Primero mediremos el mueble que vamos a cubrir desde un lado del piso hasta el otro, de arriba abajo, de derecha a izquierda y de enfrente hacía atrás. A todas tus medidas debes añadirle un promedio de 25 a 30 centímetros extra.

Escoge una tela gruesa y resistente que puede ser brocada o tela cruzada twill, procura que no sea elástica. Al momento de elegir la tela ten presente que debe meterse y arreglarse de manera que no quede ningún bulto. Gran parte de las telas para tapicería son de 54 pulgadas (135 cm) de ancho, sin embargo algunas pueden tener hasta 62 pulgadas (155 cm). Todo dependerá de la profundidad de las medidas del sillón.

Fundas para Sillones: Forros para Sofás

Ahora que y tenemos la tela, nos basamos en las medidas que tomamos y cortamos dos pedazos de tela, recuerda los 25 o 30 centímetros de largo para meter la tela al momento de terminar. A continuación doblamos la tela 6 milímetros alrededor del borde de la tela y la aseguramos con los alfileres. Iremos cociendo una puntada recta por el borde, vamos avanzando y retirando los alfileres. Al concluir volvemos a doblar los bordes pero esta vez 1,2 centímetros y colocamos los alfiles. Repetimos el proceso de coser muy derecho y retirar los alfileres.

Acomoda la funda terminada de modo que quede pareja en el mueble. Procura de mantener el dobladillo parejo por todos los lados. Lo que sobre de la tela mételos en los espacios de atrás y cubre los lados de los cojines para asegurarlo. El punto es que quede fijo y ¡listo! Tendrás una funda de sillón hecha por ti mismo de la manera más fácil y sencilla.

¿Necesitas más información?