En el sector construcción las estructuras metálicas proporcionan seguridad y firmeza, ya que son un conjunto de partes adheridas entre sí que forman un solo cuerpo de manera que este pueda aguantar diversas fuerzas que actúan sobre él, que está compuesta de un 80% de acero.

Estructuras Metálicas: Pilares Metálicos, Seguros y Firmes para Construcción

Las partes que componen una estructura metálica deben contar tres condiciones importantes:

Una estructura metálica debe ser rígida, es decir que la estructura no pueda ceder ante la fuerza que tendrá que soportar. También debe ser estable para que no se vuelque y por último debe ser resistente para que al aplicarle fuerzas sean capaces de soportar sin quebrarse o deformarse.

Este material es usado generalmente en el sector industrial pues están dotadas de óptimas condiciones para la construcción y el costo de inversión se encuentra por debajo de muchas otros tipos de estructuras. Así es que puede trabajar muy bien proyectos de ingeniería y arquitectura entre otros.

Estructuras Metálicas: Pilares Metálicos, Seguros y Firmes para Construcción

Existen muchas clases de estructuras metálicas pero éstas son las dos que más debes conocer.  La estructura metálica principal está formada de todos los elemento que buscan estabilizar transferir las cargas a los cimientos y al mismo tiempo asegura que no se vuelquen sin deformarse. Se compone de vigas metálicas, es decir, de barras horizontales que funcionan a la flexión que al mismo tiempo se dividen en:

  • Viguetas: que se colocan junto a otras para que unidas puedan aguantar el techo el piso de un edificio.
  • Vigas de Tímpano: se encargan de soportar la presión de las paredes y el techo.
  • Largueros: que son los conocidos travesaños que pueden sostener fuerzas en puntos aislados a lo largo de todo el edifico.

Los pilares metálicos son otra clase de estructura que se utiliza en vertical, también llevan el nombre de montantes. Estos pilares reciben esfuerzos a compresión.

¿Necesitas más información?