Decoración y Diseño de Centro de Estética

Cuando tenemos un negocio es muy importante el ambiente que vamos a transmitir para poder crear un espacio agradable donde tus clientes puedan tomar un tiempo, más aún si se trata de un centro de estética que desde luego tiene que trasmitir belleza y buen gusto. En este post te damos algunos tips para decorarlo de la mejor manera.

Decoración y Diseño de Centro de Estética

Primero debes tener en mente que el ambiente debe ser relajado y tranquilo. La clientela cuenta contigo para que le asegures una estancia agradable. Nada mejor que pintar las paredes con colores pastel y neutros, que no sea demasiado llamativo sino que evoque sencillez, calidez propio de un sitio acogedor.

Otra alternativa para decorar nuestro centro de estética y conseguir el clima íntimo, es crear espacios privados donde los clientes se relajen y puedan sentirse libres del ambiente estresante que existe en el mundo exterior.

Ha de ser muy importante también el orden y la limpieza pues son factores fundamentales en la decoración. Al momento de diseñar la decoración del salón de belleza debemos enfocarnos en “equilibrio y funcionalidad”. Que todo esté bien ordenado y con fácil acceso para que los clientes se puedan desplazar fácilmente por el local.

Para ello la distribución del mobiliario debe ser ordenada, la recepción y salas de espera son los primeros espacios que se verán y es ideal habilitarlos con sofás amplios y cómodos de colores cálidos.

Decoración y Diseño de Centro de Estética

Manteniéndonos en la salas de espera, recuerda que éstas deben brindar información de quienes somos por lo que el logo o marca del centro de estética podría centrarse en algún color vivo que haga contraste con la calidez con la que pintamos las paredes.

Por último la iluminación juega un rol importante pues mientras más natural sea mejor. Hacer unas ventanas grandes que dejan pasar la luz es un buen punto a favor. En todo caso si no contamos con luz natural podemos mandar a poner lámparas con luz que emulan la naturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *