Un error muy común al momento de querer planear la estética de un ambiente tiene relación con la iluminación que vamos a utilizar, siendo común que terminemos optando por brindarle un mismo tipo de luz a cada uno de los ambientes. Tengamos en cuenta que cada parte de un hogar maneja diversas características, por ejemplo veamos lo que sucede con las cocinas, no necesariamente deberían tener la imagen cálida que se tiene en las salas gracias a su juego de luces. Veamos qué hacer al respecto.

Consejos y Tips para la Iluminacion de Cocinas

Notemos que las cocinas son ambientes en donde uno realiza una clase de trabajo, razón por la que lo primordial sería tener la mayor iluminación y claridad en cuanto al uso de luces. En caso de estar hablando de una cocina pequeña lo mejor sería poder usar una sola luz central que pueda brindar una iluminación completa a cada rincón de la habitación sin mayores complicaciones. Ahora, en caso de tratarse de una cocina amplia, tanto de casa como también podría ser industrial o de restaurante, lo mejor sería tener iluminación particular para cada una de las áreas por separado de manera estratégica, así mismo se debe tener luz general que evite la presencia de sombras debido a la separación de luces por ambientes. Se recomienda que la iluminación que uno debe llegar a utilizar sea blanca pero no demasiado potente como para terminar agotando la vista, buscando como efecto la mayor naturalidad en este aspecto. También evita posicionar las fuentes de luz muy pegadas a las paredes ya que suelen ocasionar la presencia de sombras.

¿Necesitas más información?