Concreto Martelinado: Acabado Áspero, Granulado y Rústico

El concreto puede decorarse de múltiples maneras, no teniendo que seguir siempre el mismo formato de formas planas que lo convierte en una alternativa común y a veces aburrida. Un ejemplo puntual de trabajo distinto con el concreto es el del concreto martelinado, técnica que otorga un acabado áspero y por ello una imagen mucho más rústica.

Concreto Martelinado: Acabado Áspero, Granulado y Rústico

Esta clase de acabado en concreto le debe su nombre y efecto gracias al instrumento que se utiliza: la martelina, un tipo de martillo especial, el cual en la parte que sirve para golpear tiene un pico similar al que se suele utilizar para trabajos de cincelado. Cuando el concreto se encuentra a punto de lograr estar sólido se utiliza la martelina para lograr el efecto deseado sobre la superficie del concreto. Hay que tener en cuenta que la intensidad de cada golpe debe ser siempre constante, con lo cual se logrará una mayor uniformidad del trabajo.

Concreto Martelinado: Acabado Áspero, Granulado y Rústico

El resultado final es un concreto de aspecto más áspero y granulado en comparación al común. Además de ganar un aspecto rústico, también es útil para no “patinar” cuando el piso está mojado.

¿Necesitas más información?