Si tienes la suerte de ser de aquellas personas que cuentan con un buen espacio en el jardín y desea decorarlo de la mejor manera, pues te contamos que existen una serie de alternativas que pueden embellecer tu espacio libre y en este post te daremos las instrucciones necesarias para que puedas fabricar tu propia pérgola de madera y ponerte aún más en contacto con la naturaleza.

¿Cómo Hacer Pérgolas de Madera?: Modelos y Fotos

Construir una pérgola de madera no tiene por qué ser un trabajo difícil, lo que sí necesitaremos es mucha paciencia y concentración para que todo encaje perfecto. Estas son una excelente manera de agrega una dimensión interesante a tu pasillo o jardín. En una pérgola pueden crecer las glicinas, rosas u otras enredaderas y plantas que dan vida a tu ambiente.

Para comenzar tienes que elegir un plano de pérgola. Este tipo de planos se encuentran en tres diseños básicos: libre, unida o libre junto a una estructura.

Una vez que ya tienes el plano, cava hoyos para colocar los postes, de acuerdo con el número de postes que tu diseño requiera. Si escoger una pérgola libre, necesitaras cuando menos cuatro postes o hasta seis. Para una pérgola unida vas a necesitar por lo menos dos o tres hoyos dependiendo el tamaño de tu patio o cubierta. Cerciórate de que los hoyos estén por debajo de la línea de congelación o de acuerdo a las especificaciones requeridas por las autoridades de tu ciudad o municipio.

¿Cómo Hacer Pérgolas de Madera?: Modelos y Fotos

A continuación fija los postes llenando los hoyos con cemento de secado rápido. Puedes mezclar el cemento directamente en el hoyo vertiendo la mezcla seca en el hoy y vertiendo agua paulatinamente. Cuando la mezcla obtenga la consistencia necesaria podrás plantar los postes dentro del cemento húmedo.

Ahora que ya está establecido el cemento, añade los rieles superiores. Si estás construyendo una pérgola unida, emplea soportes de pared de metal para hacer la instalación más sencilla. Ahora añade estos soportes e introduce las maderas en los soportes y fíjalas con tornillos de madera. El resultado debe lucir como una gran caja.

Utiliza vigas de techo estándar para que sirvan como soportes por debajo de los cuatro postes y por cada longitud de la viga a lo largo de la pérgola. Ahora corta los extremos para cada viga a un ángulo con unas pocas pulgas de más antes de ponerlas en la parte superior de la pérgola. Por último, escoge el número de vigas para la parte superior de la pérgola dependiendo de cuánta cobertura desee obtener. Si quieres un estilo acogedor añade un trabajo de enrejado en la parte superior de las vigas.

¿Necesitas más información?