Una buena decoración mejora cualquier aspecto y cuando se trata de frutas, los arreglos resultan más interesantes y a la vez deliciosos si se acomodan en el centro de una mesa. Existen diversas maneras de hacer arreglos frutales de modo que atraigan la vista de los invitados. En este post revisaremos dos maneras de armar una decoración con frutas.

¿Cómo Hacer Arreglos Frutales?

El primero arreglo es el de “Torre y Frutas Frescas”; para lograrlo vamos a tomar entre dos o tres fuentes de cristal que varíen en tamaño. Ahora colocamos la fuente más grande en la parte de abajo, luego la segunda encima de la primera (si escogiste tres la última debe ser más pequeña). Podemos comenzar a trabajar el arreglo con frutas extrañas y coloridas como los higos, carambolas y granadas, distribúyelos en los estantes armados de modo que los colores de otras frutas hagan que se vean variados. Añadimos un follaje verde que nos proporcione un toque de color adicional.

Otra manera de presentar un arreglo es hacerlo como un “Ramo de Frutas Frescas”. La base de esta idea es la de armar un arreglo de frutas frescas que ten la forma sea similar a la de unas flores. Para ello comenzaremos cortando una piña entera en rodajas de 2,5 centímetros de ancho, luego colocamos las rodajas en una tabla de cortar y empleamos un cortador de galletas especial (que nos da la forma de flor) para cortar la piña.

¿Cómo Hacer Arreglos Frutales?

A continuación tomamos unas uvas rojas y las cortamos a la mitad. Buscamos un palo de bambú e insertamos la punta al medio de la flor de piña por lo menos a 1,5 centímetros de profundidad. Colamos media uva en la ranura del palito de modo que la flor quede completa. Así vamos completando una cierta cantidad de flores de piña y uva. Ahora pincela las flores con jugo de limón para prevenir la decoloración.

Podemos hacer tantas flores de piña y uva como deseemos, le pondremos espuma floral en el fondo de un florero o de un recipiente de cerámica y colocamos las flores en una variedad de ángulos, podemos añadir fresas para lograr un buen contraste. Las zonas vacías las podemos llenar con flores de uvas. Rocíalos con agua para darle un aspecto más fresco. Antes de terminar acomoda bien el arreglo para que todos los elementos que lo componen se vean uniformes.

¿Necesitas más información?