Desde la antigua leyenda del rey Arturo, la mesa redonda ha simbolizado un espacio en donde las personas se sienten para compartir, donde la distribución es igualitaria, proporcional y donde las personas se sienten más cercanas. Los comedores rectangulares, por el contrario, tienen dos cabeceras de mesa, y la distribución es jerárquica; por lo que se perciben como muy rígidas. Además, coloca a las personas en una posición muy directa: frente a frente, lo cual puede generar un poco de tensión. A la hora de escoger una mesa comedor, ¿No convendría tener un espacio en donde todos se sientan más cercanos?

comedores redondos

Las mesas redondas proporcionan muchas ventajas aparte de la ya mencionada. En primer lugar, es estéticamente más flexible que la rectangular. Su simetría circular hace posible adornarla con manteles de múltiples formas, de modo que se percibe como más elegante. Los adornos o arreglos florales están situados en el centro, por lo que están a la misma distancia de todos. Por otro lado, la mesa redonda se puede usar tanto en contextos formales como informales: tanto para una reunión importante en casa, o para una partida de juegos de mesa con los amigos; se puede adaptar a cualquier ocasión. Otra ventaja es que ahorra espacio ya que al ser más proporcional, permite una distribución igualitaria; algo que no ocurriría en una mesa rectangular.

Comedores Redondos: Mesas Circulares

Hay una gran cantidad de diseños de mesas redondas en el mercado que se ajustan a la personalidad del comedor. Hay, por ejemplo, mesas redondas de cristal (que son un tanto más elegantes, aunque más frágiles) y que apuntan a un estilo mas minimalista o moderno. Por otro lado están las clásicas mesas redondas de madera, cuyo estilo va por un lado más clásico y acogedor.

¿Necesitas más información?