Como parte de la decoración de ambientes es importante el poder saber cual es el uso predilecto para los colores, los cuales pueden llegar a ser divididos de diversas maneras. Por ejemplo, tengamos en cuenta que existen tonalidades consideradas como cálidas y frías, influyendo estas mismas tanto en las percepciones visuales como también en una idea mental. Pero antes que nada, hay que saber diferenciar y saber cuales colores se presentan en cada caso, de esta manera nos enteramos que entre los tonos cálidos se encuentra entre el rojo y el amarillo, mientras que los fríos están conformados por los que están entre el azul y el verde. En cada caso también hay que sumarle las combinaciones que se suelen dar, por ejemplo el naranja entre los cálidos o el morado en los fríos. Con tan solo ver el círculo cromático uno se puede dar cuenta.

Colores Frios y Calidos para Decorar el Hogar

Llevar esto a lo que es el pintado de habitaciones no es muy difícil de entender, todo depende claramente de lo que deseamos poder reflejar, por ejemplo, pongámonos en el caso de querer tener una imagen seria en ambientes, para ello lo mejor es optar por tonalidades frías en un valor de saturación bajo. Todo lo contrario si requerimos de espacios de gran calidez visual, o bien se utiliza colores cálidos o se opta por tonos fríos con una saturación alta.

Las tonalidades cálidas suelen a dar sensación de abrigo y expansión ante los ojos, terminando siendo mucho más óptimas para ambientes cerrados a los cuales se les quiere dar mayor valor de calidez, aunque claro, si se trata de hogares lo mejor es poder usarlos en tonos pálidos u oscuros ya que en forma viva llegan a verse poco caseros, algo que seguramente vas a intentar evitar.

Colores Frios y Calidos para Decorar el Hogar

Las tonalidades frías pueden ir bien en ambientes abiertos, así como también cerrados si lo que se quiere es querer brindar una imagen mucho más cerrada e íntima. De la misma manera se llega a recomendar el uso de estos colores en valor bajo de saturación o cercanos a lo que es oscuridad y palidez. Ante esto último mencionado recuerda que los colores blanco y negro llegan a ser considerados como neutros, razón por la que pueden ser utilizados sin llegar a verse influenciados de gran manera con todo lo antes mencionado. Esperamos que con todo esto ya puedas ir sacando alguna conclusión sobre qué clase de tonalidades te resultaría más favorable usar.

¿Necesitas más información?