Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Los cercos vivos o verdes son una hilera continua de plantas y/o arbustos con el objetivo de marcar y proteger un límite. Son una buena alternativa de tendencia de decoración visual así como una forma útil de separación de diferentes sectores del jardín, delimitación con un lote del vecino o simplemente una demarcación de límite o perímetro de nuestra casa con un toque original y de buen gusto.

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Sus ventajas frente a una pared sólida o un simple cerco de metal es que los cercos verdes se integran al paisaje, son reguladores bioclimáticos, atenúan los sonidos y el polvo, y dan un aporte estético colaborando con flores, hojas y frutos de diversas tonalidades.

Además los cercos naturales suelen ser más económicos que una verja tradicional. No obstante, según la planta o arbusto que elijamos pueden requerir de mayor mantenimiento.

También proporcionan protección y refugio a la fauna silvestre, la cual frecuentemente ayuda a controlar plagas de cultivos y pastos.

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

¿Cómo Hacer Cercos Vivos?

Los cercos perimetrales que se pueden hacer con una simple hilera de árboles o por capas mixtas de diversas especies de plantas de crecimiento rápido y de crecimiento lento.

Lo primero que debemos hacer es seleccionar las plantas que queremos utilizar para nuestro cerco. Éstos pueden ser árboles perennes altos, árboles caducos para la sombra, árboles frutales, setos de boj y también pequeños arbustos floridos.

Podemos optar por especies arbustivas tradicionales que tienen follaje persistente y compacto como la Ligustrina, Cotoneaster, Crataegus, Cupressus y Juniperus.

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Otra alternativa son las plantas aromáticas como la Lavanda, el Romero, la Ruda, Manzanilla o el Ajenjo.

También son muy comunes la caña de bambú, las plantas trepadoras o con enredaderas y los eucaliptos.

El segundo punto a tomar en cuenta es la determinación de la ubicación y el recorrido de la cerca. Para ello debemos hacer una línea con estacas y una cuerda que nos sirva como guía.

El siguiente paso es cavar una zanja de 60 centímetros de ancho y 45 centímetros de profundidad aproximadamente. Luego plantamos los arbustos y plantas y las cubrimos con tierra.

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cuidados y Mantenimiento de los Cercos Vivos

Si necesitas la protección de una cerca antes que nuestro cerco haya crecido por completo, debemos instalar una cerca temporal de alambre a lo largo de las plantas y arbustos por un tiempo. Eso sí, debemos asegurarnos de que la valla no interfiera con el crecimiento de tus plantas. Una vez que la planta sea lo suficientemente grande, quitamos la valla metálica.

Conforme vayan creciendo debemos podar las plantas regularmente para que nuestro cerco vivo crezca mejor y se mantenga con un aspecto bonito.

También es importante fertilizar las plantas con un fertilizante estándar por lo menos dos veces al año.

Debido a la distribución de las plantas, la mejor forma de regar un cerco es colocando una manguera de irrigación por goteo a lo largo de su línea para que todas las plantas sean regadas de forma pareja.

Más Diseños de Cercos Vivos

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

Cercos Vivos: Plantas y Arbustos para Cercos Verdes Naturales Perimetrales

¿Necesitas más información?