Los cercos nos brindan la seguridad necesaria para dormir y vivir tranquilos dentro de una propiedad al aire libre que podría ser vulnerada, por eso será importante elegir el tipo de cerco que vamos a ponerle a nuestra casa. En este post te hablaremos sobre de los cercos de alambres que generalmente se usan para recintos grandes.

Cercos de Alambre

Tutorial para Hacer Cercos de Alambre

Comenzamos primero con “Esquinas y postes” debido a que todas cercas de alambre necesitan apoyo y este apoyo proviene en la forma de postes individuales. Los postes se colocan siempre en centros de 3,6 metros a lo largo de toda la cerca y pueden ser construidos de metal o madera. Las esquinas de las cerca de alambre se construyen de manera que contengan la tensión en la cerca. Los postes de las esquinas se ponen al 0.9 metros. Un soporte horizontal se coloca entre los postes de las esquinas para asegurar la sujeción.

La otra opción es el alambre sencillo de púas, estas alambradas tienen un inserto de metal afilado colocado en el par de alambres trenzados. Esta púa generalmente se coloca cada 15 o 20 cm de alambre. El alambre de púas se utiliza para las cercas de ganado. Las cercas de alambre listo comúnmente se emplean par recintos donde viven animales equinos y exóticos. Los dos tipos de cercas llevan las mismas características de resistencia.

Cercos de Alambre

Por último tenemos al alambre soldado que cuenta con aberturas rectangulares que van de 2,5 a 5,1 centímetros de ancho y de 7,6 a 10,2 centímetros de largo. Este tipo de cercas son muy resistentes pues están soldadas a todas las uniones del alambre. No resulta recomendable si tienes animales con pezuñas afiladas o perros con mandíbulas lo suficientemente grandes para romper las soldaduras. Este tipo de cercas es conveniente para recintos de niños, pues las pequeñas aberturas rectangulares no permitirán que los pies y los zapatos tengan puntos de apoyo, evitando así que los niños se suban a la cerca.

¿Necesitas más información?