En todo baño se vuelve prácticamente imprescindible la presencia de un espejo, siendo lo más común en el tema poder encontrarlos sobre el lavamanos, siendo utilizado para una finalidad mucho más cercana a la higiene debido a que permite vernos y así apreciar si es que necesitamos peinarnos, lavarnos el rostro, acomodarnos las prendas, etc.