A las camas articuladas, las solemos conocer principalmente como las camas propias de los hospitales, siendo distinta a los casos comunes debido a que no se trata de un mueble totalmente rígido, más bien puede llegar a articularse para poder tomar diversas posiciones para que nuestro cuerpo se acomode. Esta misma función hace que se vuelva fundamental para el ya mencionado uso en hospitales debido a que los pacientes requieren en muchos casos de permanecer en una posición física quieta; pero pese a ello, también podríamos adoptarlas para nuestros hogares.

Camas Articuladas: Camas para cambiar la posicion del cuerpo


Para una persona cualquiera el tener una cama articulada podría pasar más que nada como un simple capricho, no teniendo mayor necesidad de su uso, pero pongámonos en el caso de tener a una persona anciana o que posea un mal con relación a las posturas de su cuerpo en nuestro hogar, su estado frágil corporal podría requerir en muchos casos que repose en una posición adecuada para no verse desfavorecidos, siendo esta su solución. Existen camas articuladas tanto mecánicas como también de las que se pueden acomodar manualmente, teniendo las primeras de estas justamente un precio más elevado debido a la automatización del trabajo, siendo además las que se suelen encontrar principalmente en clínicas.

¿Necesitas más información?