Alfombras de Lana: Alfombras Acogedoras y RusticasLas alfombras de lana son una excelente manera de brindarle un look acogedor y rústico a una habitación. El tamaño de las alfombras de lana, varía dependiendo del gusto y necesidades de quien las va a usar.

Las alfombras de lana son por lo general de fibra natural de ovino o alpaca. Lo bueno de estas alfombras es que no se decoloran ni pierden pelo, además son resistentes a la formación de hongos, y no son inflamables.

Las alfombras de lana pueden comprarse, pero también podemos realizarlas nosotros mismos, sin la ayuda de telares ni herramientas profesionales, solamente debemos hacer uso del punto de cruz o punto nudo.

 

Las alfombras de lana necesitan de un cuidado especial para que no se deshilachen. Para mantenerlas en perfecto estado necesitamos de una almohadilla de alfombra antideslizante, un peine fino, un cepillo suave y una aspiradora. Lo primero que debemos hacer es colocar una almohadilla de alfombra antideslizante debajo de la alfombra de lana para que ayude a amortiguar el peso que se posará sobre ella. El siguiente paso es peinar la alfombra suavemente con un peine fino. Acto seguido debemos aspirar la alfombra de lanada cada 1 0 2 semanas para extraer y remover las fibras sueltas. Usemos ahora un cepillo suave para elevar las fibras sueltas a la superficie, y finalmente aspiremos la alfombra.

Se recomienda girar la alfombra cada 6 meses si está en un espacio de alto tráfico.

Alfombras de Lana: Alfombras Acogedoras y Rusticas

¿Necesitas más información?