Alfombras Artesanales: Alfombras Hechas a Mano

Los objetos artesanales son acogidos con entusiasmo por muchas personas. Quizá es el detalle único que los distingue de los objetos industriales, quizá es su capacidad de ser altamente personalizables, o su amplia variedad de diseños; lo cierto es que la propuesta artesanal tiene un nicho inamovible en el mercado.

Dentro de este nicho, objetos decorativos como las alfombras tienen mucha demanda, puesto que son esenciales para un espacio y cuando pensamos en alfombras artesanales, una de las primeras cosas que se nos viene a la mente son las alfombras orientales, cuya calidad se ve reflejada en sus altos precios. Perteneciente a una tradición ancestral, dichas alfombras representan una de las expresiones artísticas más valoradas en culturas orientales como la Persa, China, Afgana, Turca, Pakistaní, Hindú, etc. Los complejos patrones y texturas así como la amplia gama de colores utilizada en las composiciones, hacen de las alfombras objetos artísticos muy sofisticados y valorados por especialistas.

En Occidente, esta práctica no se ha desarrollado mucho. No obstante, la valorización de lo natural y ecológico ha hecho que aparezcan alfombras hechas de diversos tipos de fibras vegetales como bambú, yute y fibra de coco, cuyo material los hace fácilmente lavables, a la vez que generan en el espacio una sensación más orgánica y natural. Por otro lado, el auge del diseño, la decoración y el “do it yourself” ha hecho que las personas mismas apelen a su gusto y fabriquen sus propias alfombras. Y es que el término artesanal se define como hecho a mano, por lo que las propias creaciones también caen dentro de esta clasificación.

¿Necesitas más información?